Celebran AIRD e instituciones “Es Hora de REPensar” por desarrollo circular región

0
179

Santo Domingo.- La República Dominicana a través del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo del Sistema de Integración Centroamericana (CCAD) y la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), sumó esfuerzos para repensar el desarrollo de una economía más justa y sostenible para los productores que promueva la protección de los mares del Caribe.

El encuentro celebrado el 24 de marzo bajo el nombre “Es Hora de REPensar, abordó temas sobre la responsabilidad extendida del productor (REP), un esquema dentro de la Gestión Integral de Residuos Sólidos (GIRS), cuyo objetivo principal es la disminución de los desechos, así como la reducción del consumo de recursos naturales y económicos; y el ecodiseño de productos, con el objetivo de reducir el impacto de la industria y la economía en los ecosistemas naturales. Asistieron más de 100 participantes en modalidad presencial y cerca de 300 desde la virtualidad.

Además de exponer e impulsar las buenas experiencias de las instituciones públicas y sector privado en temas sobre REP, ecodiseño, modelos de negocios innovadores en el reciclaje, rediseño y reúso del plástico, el evento responde a un llamado a las empresas en la búsqueda de una transición hacia la circularidad, que busca generar conciencia de la importancia en la gestión eficiente de recursos y la eliminación y/o uso de alternativas plásticas, como papel, biodegradables o compostables, que disminuyan el impacto a la naturaleza, salud humana y que también beneficie a las empresas. 

El ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera calificó este espacio de reflexión, más que ser importante, es indispensable para ir mejorando el diseño de las herramientas regulatorias, financieras y administrativas que permitirán como país y como región evolucionar de una economía desfasada y lineal, que pone en evidencia los límites ambientales de un planeta finito, a una economía circular, que es el objetivo final que nos une en el día de hoy.  

«Este instrumento de política pública permitirá incorporar un nuevo ciclo de reutilización y revalorización dentro de los modelos productivos actuales, mediante, entre otras cosas el establecimiento de cuotas de recuperación y la promoción de productos y envases pensados para minimizar la generación de residuos y con mínimo o nulo impacto en la salud y el medio ambiente», afirmó Jorge Mera. 

Katja Afheldt, embajadora de la Unión Europea en Republica Dominicana, expresó que es momento de rediseñar la forma en que vivimos, consumimos y producimos. “Considerar el consumo y la producción sostenibles como parte de nuestras vidas. Se trata de satisfacer las necesidades de los ciudadanos sin destruir el medio ambiente. Para ello, es necesario desarrollar políticas públicas encaminadas a la producción y consumo sostenibles, un cambio de comportamiento de la ciudadanía y una implicación prioritaria del sector empresarial”, dijo Afheldt.

El presidente de la AIRD, Celso Juan Marranzini, destacó que esa institución promueve el Proyecto de Economía Circular, que es una estrategia de rentabilidad, pero también un cambio cultural, de mentalidad, en el quehacer industrial y de la sociedad. Explicó como del compromiso individual de múltiples industrias se ha pasado a la creación de un sistema colectivo de recolección, acopio y valorización de residuos, que ha sido una forma exitosa de poner en marcha un proceso de REP.

El sector industrial representa un pilar importante en la economía dominicana, es necesario fortalecer las estructuras de producción actuales hacia un diálogo más participativo en base de soluciones colectivas. La economía circular suma beneficios e invita a situarse como parte de las soluciones, ante este adeudo que debe ir desde el origen del producto hasta la tumba con su disposición final adecuada. 

El ecodiseño de producto con material reciclado es fundamental para prevenir los impactos ambientales y reducir el consumo de recursos asociados al ciclo de vida de producto, facilitando el camino hacia una producción y consumo más sostenible y responsable.

La actividad permitió exponer el Plan Nacional de responsabilidad extendida del productor, importador y comercializador de la República Dominicana, así como 5 alternativas de mitigación del impacto ambiental y el diálogo con las empresas, también las experiencias exitosas en la incorporación de la REP a la ley para la prevención, gestión integral y economía circular de los residuos del Estado de Quintana Roo y su reglamento, los Sistemas Retornables de envases del marco legal e implementación en la Unión Europea y la innovación de rediseño con material plástico reciclado y biodegradable.

En República Dominicana se generan -aproximadamente- 88 mil toneladas de residuos de plásticos al año, de las cuales apenas se gestionan unas 22 mil, quedando el resto contaminando el ambiente, los mares y ríos. La actividad se realizó en el marco de los proyectos Caribe Circular, financiado por el Ministerio Federal para la Cooperación y el Desarrollo Económico (BMZ) y la Unión Europea, y PROMAR, financiado por el Ministerio de Medio Ambiente de Alemania ambos promueven la economía circular y la prevención de residuos plásticos.

En la reunión participaron además de Orlando Jorge Mera, la embajadora de la Unión Europea, Katja Afheldt; el embajador de la República Federal de Alemania en el país, Volker Pellet; el secretario ejecutivo de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), Jair Urriola; Celso Juan Marranzini, presidente de la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD).

Dejar respuesta