Bancentral informa creció 12.3 % en 2021 economía dominicana

0
134

El Banco Central de la República Dominicana, en interés de mantener debidamente edificados a los agentes económicos y al público en general, como parte de su compromiso con la transparencia y la divulgación oportuna de datos, informa sobre los resultados preliminares de la actividad económica durante el mes de diciembre y al cierre del año 2021.

Sector real

El Producto Interno Bruto (PIB) real alcanzó un notable crecimiento interanual de 12.3 % en el período enero-diciembre de 2021. De manera particular se destaca la significativa aceleración del gasto de capital por parte del gobierno en el último trimestre del año, lo que fue determinante para alcanzar un resultado superior a las proyecciones oficiales que se tenían para el cierre del pasado año. Puntualmente, el Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) de diciembre de 2021 registró un aumento de 10.6 % con respecto al mismo mes del año anterior.

Al comparar el comportamiento de República Dominicana en el año 2021 con las últimas proyecciones del Producto Interno Bruto (PIB) publicadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la región de América Latina, este resultado coloca al país como el de mejor desempeño en términos reales respecto a los niveles prepandémicos. En este sentido, el crecimiento del PIB se situó en 4.7 % en 2021 con relación al año 2019 reflejando una reactivación real de la economía dominicana en lugar de un rebote estadístico, contrario al caso de muchas de las economías latinoamericanas, cuyos niveles de actividad económica no superarán a los existentes previos a la pandemia.

 

 

En ese tenor, la implementación oportuna de medidas monetarias y fiscales, con el fin de mitigar el impacto económico de la crisis sanitaria, fueron cruciales para la recuperación de la economía. Cabe mencionar el amplio plan de estímulo monetario puesto en marcha desde el inicio de la pandemia de unos RD$215 mil millones, que fueron canalizados a través de los intermediarios financieros a los sectores productivos, especialmente a las Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) y a los hogares.

Las medidas monetarias implementadas han beneficiado a más de 92 mil usuarios de crédito y fomentaron el dinamismo de los préstamos al sector privado en moneda nacional, los cuales se expandieron en torno a 11 % al 31 de diciembre de 2021. De forma complementaria, en el ámbito fiscal se destaca además de la aceleración de la inversión pública, el incremento del gasto en los sectores salud y educación, así como en los programas sociales con el objetivo de moderar las repercusiones de la pandemia sobre los empleos y los ingresos de las familias.

Asimismo, incidieron de manera importante en los favorables resultados económicos de 2021, la flexibilización de las restricciones de movilidad y operaciones de las actividades económicas y la extraordinaria ejecución del Plan de Reactivación del Turismo dirigido por el Gabinete de Turismo encabezado por el Presidente Luis Abinader y coordinado por el Ministro de Turismo David Collado. Adicionalmente contribuyó el avance del plan de vacunación contra el COVID-19 ejecutado por el Gabinete de Salud que dirige la vicepresidenta de la República, Raquel Peña. En ese sentido, se ha logrado inocular el 79 % de la población adulta con una dosis y el 66 % con dos dosis, por encima de las tasas de vacunación promedio de la región.

En otro orden, el proceso de consolidación de las finanzas públicas con un considerable aumento en la recaudación de ingresos y una racionalización del gasto público en 2021, permitió que en dicho año las cuentas fiscales reflejaran un superávit primario, lo que contribuye a la sostenibilidad de la deuda pública. De igual forma, se destaca la efectiva estrategia de manejo de pasivos y de colocación de deuda pública liderada por el Ministro de Hacienda José Manuel (Jochi) Vicente.

Con respecto al detalle por actividad económica para el período enero-diciembre de 2021, cabe señalar que los sectores que registraron aumentos más significativos en su valor agregado real respecto al año 2020 fueron: hoteles, bares y restaurantes (39.5 %); construcción (23.4 %); manufactura de zonas francas (20.3 %); transporte y almacenamiento (12.9 %); comercio (12.9 %); manufactura local (10.6 %); otras actividades de servicios (6.4 %); y energía y agua (6.0 %).

 

 

En cuanto al desempeño de la actividad construcción al cierre del año 2021, el mismo estuvo asociado al impulso de la inversión privada para el desarrollo de importantes proyectos inmobiliarios de unidades residenciales, la ampliación de la capacidad turística instalada, así como la ejecución con capital público de iniciativas para la reconstrucción y mantenimiento de las vías de comunicación terrestre y mejoramiento urbano.

De manera particular, se destaca una vez más el impacto positivo de los esfuerzos del gobierno para incentivar el crecimiento de la inversión pública en los últimos meses del pasado año 2021, así como para mejorar la recaudación de ingresos fiscales para financiar la ejecución del gasto público en infraestructura, salud y educación, entre otros. En este sentido, es relevante puntualizar el significativo aumento anualizado de 33 % de los ingresos fiscales al cierre de diciembre 2021 equivalente a más de RD$205,500 millones y unos RD$88,500 millones adicionales a lo contemplado originalmente en el Presupuesto General del estado 2021, logrado en gran medida gracias al eficiente trabajo realizado por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), la Dirección General de Aduanas (DGA) y la Tesorería Nacional.

En relación a la manufactura de zonas francas, la misma exhibió un notable incremento de 20.3 % en términos de valor agregado real en enero-diciembre de 2021, cónsono con el nivel de las exportaciones de este sector, las cuales alcanzaron unos US$7,177.7 millones en dicho período, equivalente a una variación interanual de 21.7 %. En ese sentido, el sector de las zonas francas ha sido muy importante en la recuperación económica, la captación de inversión extranjera directa y la creación de empleos, siendo el primer sector de la economía en recuperar su nivel de ocupación pre-pandémico y que actualmente superan los 180 mil trabajadores.

Por otro lado, el aumento interanual acumulado de 10.6 % en la industria manufacturera local está explicado principalmente por un mayor dinamismo en los volúmenes de producción de los bienes relacionados a la fabricación de metales comunes, productos minerales no metálicos, sustancias y productos químicos, así como a la elaboración de bebidas alcohólicas, no alcohólicas y derivados del tabaco, entre otros.

Igualmente se destaca la recuperación del sector agropecuario, evidenciando un crecimiento de 6.0 % en el último trimestre del año, impulsado principalmente por una mayor producción de los diferentes rubros agrícolas de consumo nacional, incrementando la disponibilidad de los mismos en los mercados populares y comercios de abastecimiento. Esta ampliación en la oferta de alimentos ha contribuido a aminorar las presiones en el comportamiento de los precios internos de este grupo.

Las tasas de expansión de 12.9 % registradas en las actividades de comercio y de transporte y almacenamiento durante el año 2021 resultan consistentes con el incremento de la producción de bienes locales y de las importaciones de bienes comercializables, así como del servicio de transporte terrestre de pasajeros y de mercancías.

De igual forma, al cierre de 2021 la actividad hoteles, bares y restaurantes presentó un aumento acumulado de 39.5 % en su valor agregado en términos reales. Resulta importante resaltar las políticas de apoyo al sector y de promoción de la República Dominicana como destino turístico en los mercados internacionales desarrolladas por el Gabinete de Turismo, las cuales incentivaron el flujo de turistas hacia el país y permitieron que la llegada acumulada de pasajeros no residentes al cierre de 2021 se ubicara en torno a 5 millones, muy superior a lo previsto a principios del año.

De manera particular, en el mes de diciembre de 2021 la llegada de turistas registró un máximo histórico para el último mes del año alcanzando un total de 728,334 visitantes no residentes, superando en 17 % la afluencia de pasajeros que ingresaron al país en igual mes de 2019.

Política monetaria e inflación

En cuanto a los precios, la inflación interanual al cierre del año se ubicó en 8.50 %, afectada, al igual que en el resto del mundo, por choques de origen externo más persistentes de lo previsto. En efecto, el alza en los precios estuvo influenciada de forma importante por factores exógenos, como el aumento en los precios de los commodities, particularmente el petróleo y alimentos, así como por disrupciones en las cadenas de suministros globales, alzas sustanciales en los costos de transporte de contenedores y tensiones geopolíticas que han impactado al comercio internacional.

En este contexto de reactivación económica más rápida de lo previsto y de presiones inflacionarias más prolongadas de lo esperado, el Banco Central está implementando un plan de normalización gradual de su política monetaria, con el propósito de facilitar la convergencia de la inflación al rango meta de 4 % ± 1 % en el horizonte de política. Concretamente, el ente emisor ha incrementado en 200 puntos básicos su tasa de política monetaria hasta ubicarla actualmente en 5.0 % anual. Adicionalmente, la institución se encuentra gestionando activamente el nivel de liquidez de la economía para evitar que se ponga en riesgo la estabilidad de precios y prevenir un posible sobrecalentamiento futuro de la demanda agregada que pudiese generar un desequilibrio macroeconómico interno.

Mercado laboral

De acuerdo a los resultados preliminares de la Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo (ENCFT) levantada por el Banco Central, durante el cuarto trimestre de 2021 el comportamiento del mercado laboral continuó su trayectoria de recuperación, reflejando los efectos de la evolución favorable experimentada por la economía dominicana, la cual registró un crecimiento interanual del PIB de 12.3 % en el año 2021 como fue señalado anteriormente. La reactivación de las actividades económicas como construcción, manufactura de zonas francas, hoteles, bares y restaurantes, comercio, transporte, entre otras, contribuyó a que los niveles de ocupación en el mercado laboral fuesen mejorando de forma consistente durante el año 2021.

En este tenor, la ocupación total (incluyendo formales e informales) se situó en 4.7 millones de personas en octubre-diciembre 2021, alcanzando un nivel estadísticamente igual al del mismo trimestre del año 2019, lo que permite afirmar que efectivamente se han recuperado los ocupados del período previo al inicio de la pandemia del COVID-19.

 

 

En términos interanuales, el total de trabajadores resultó superior en 267,225 ocupados respecto al último trimestre de 2020. Al analizar la distribución de este incremento en la ocupación total, se observa que los empleados del sector formal concentraron el mayor aumento, con un total de 124,384 trabajadores. Mientras, el sector informal y los empleados de los servicios domésticos registraron 100,231 y 42,610 ocupados adicionales, respectivamente.

En cuanto a la informalidad total, definida en base a la ausencia de acceso a los beneficios de la seguridad social vía la ocupación, la misma presentó un incremento interanual de 1.3 puntos porcentuales pasando de 56.8 % en octubre-diciembre de 2020 a 58.1 % en el mismo período de 2021. Este comportamiento de la informalidad es característico de los períodos de crisis, como el caso de la generada por la pandemia del COVID-19, las cuales tienden a afectar en mayor medida a los trabajadores de características informales, tal y como fue planteado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el documento Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo: Tendencias 2021.

Por otro lado, se observa que la tasa de desocupación abierta (SU1) bajó de 7.4 % en el último trimestre de 2020 a 7.1 % en 2021. Este indicador disminuyó aún en el marco de una reanudación de las labores de búsqueda activa de empleo de las personas, como resultado del dinamismo que ha experimentado el mercado laboral con una mayor demanda de empleo, al restablecerse los niveles de producción de la actividad económica.

Sector externo

Durante el año 2021 el sector externo mostró un notable desempeño, alcanzando un déficit de cuenta corriente de 2.5 % como proporción del PIB, cubierto 1.3 veces por la Inversión Extranjera Directa (IED). En este resultado, incidió de manera importante el flujo de divisas debido al proceso acelerado de recuperación que ha registrado el sector turismo y el dinamismo de las remesas y las exportaciones, lo que permitió amortiguar el impacto del aumento en la factura petrolera y la reactivación de las importaciones no petroleras.

En cuanto a las exportaciones totales de bienes de enero-diciembre de 2021, las mismas presentaron un crecimiento interanual de 21.3 %, es decir US$2,188.3 millones adicionales respecto al año 2020, explicado principalmente por el incremento de las exportaciones de zonas francas en 21.7 %, donde los artículos de joyerías y conexos, manufacturas de tabaco y las confecciones textiles fueron los que mostraron mejores desempeños. De igual forma, se observa un repunte de 20.7 % en las exportaciones nacionales, lideradas por el sector industrial con un aumento de 40.0 %, destacándose en este sector los rubros de varillas de acero y cervezas.

De igual manera, las remesas registraron la cifra histórica de US$10,402.5 millones en el período enero-diciembre, para una variación interanual de 26.6 %, explicadas por la continua mejoría de las condiciones económicas de los Estados Unidos de América, país de donde proviene el 83.2 % de estos flujos. Al comparar con las remesas recibidas durante el 2019, el crecimiento es de 46.8 %.

Para el año 2021, los ingresos de turismo registraron un valor de US$5,680.6 millones, equivalente a un crecimiento interanual de 112.5 %, consistente con una recuperación más acelerada de lo anticipado. Este comportamiento refleja el éxito del esfuerzo realizado por el gobierno en apoyo al sector turístico y de la campaña de vacunación contra el COVID-19 en el país.

Por otro lado, las importaciones crecieron 43.4 % en enero-diciembre 2021 con respecto al mismo período del año anterior, dentro de las cuales las no petroleras aumentaron 34.8 %, lo que refleja una reactivación de la demanda de insumos para la producción y bienes de consumo final.

Una señal contundente de la confianza de los inversionistas en la República Dominicana es que la inversión extranjera directa, según cifras preliminares, alcanzó un total por encima del promedio histórico y similar al nivel de 2019, al registrar la suma de US$3,085.3 millones en el año 2021, para un significativo aumento de 20.8 % respecto a 2020. Las mayores inversiones en los sectores de turismo, bienes raíces y minería explican en gran medida el total recibido en el pasado año.

Como consecuencia del buen desempeño de los sectores generadores de divisas durante el año 2021 (exportaciones totales, turismo y otros servicios, remesas familiares e IED) se recibieron un total de US$34,039.8 millones, unos US$8,824.1 millones por encima de los recibidos en 2020 y US$3,422.5 millones adicionales al monto de 2019, año previo a la pandemia.

Este importante flujo de divisas contribuyó a la estabilidad cambiaria, de tal manera que al 31 de diciembre de 2021 el peso dominicano exhibió una apreciación de 1.4 %, contrario a la depreciación observada en las monedas de la mayoría de países de Latinoamérica, como Argentina (18.1 %), Chile (15.8 %), Colombia (13.8 %), Perú (9.5 %), Brasil (6.9 %), Uruguay (5.3 %), Costa Rica (4.5 %), México (2.7 %), Nicaragua (2.0 %) y Honduras (1.5 %). En consecuencia, el peso dominicano se constituyó en la moneda de mejor desempeño de América Latina y el Caribe, desde el punto de vista de los portafolios de los inversionistas internacionales que invierten localmente.

Asimismo, el incremento en el flujo de divisas favoreció la acumulación de Reservas Internacionales, las cuales alcanzaron US$13,034 millones al 31 de diciembre, equivalentes a 6.6 meses de importaciones y 13.8 % del PIB, superando nueva vez los umbrales de 10 % del PIB y los 3 meses de importaciones considerados por los analistas internacionales y por el Fondo Monetario Internacional (FMI) como métricas adecuadas para los niveles de reservas.

Sector Financiero

En lo referente al sector financiero, conforme a los datos de la Superintendencia de Bancos, las entidades de intermediación financiera registraron un aumento de sus activos de RD$386,635.6 millones al 31 de diciembre de 2021, para un crecimiento interanual de 16.3 %. Asimismo, la rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) y sobre los activos promedio (ROA) se ubicaron en 20.7 % y 2.3 %, respectivamente. Adicionalmente, la morosidad de la cartera de créditos fue de apenas 1.3 %, con provisiones que otorgan una cobertura de la cartera vencida de 361.2 %, lo que evidencia un bajo nivel de riesgo para la cartera de créditos del sistema financiero. A noviembre de 2021, el coeficiente de solvencia del sistema bancario se ubicó en 19.1 %, muy por encima del 10 % exigido por la regulación vigente en República Dominicana.

En relación a la banca múltiple, la cual representa el 88.0 % del sistema bancario nacional, la misma presentó una solvencia de 16.8 % a noviembre de 2021. En cuanto a la rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) y sobre los activos (ROA) de los bancos múltiples, estos indicadores se ubicaron en 22.6 % y 2.2 %, respectivamente. De igual forma, la morosidad de su cartera de créditos fue de tan solo 1.3 %, con provisiones que cubren el 387.8 % de la cartera vencida, lo que refleja que la banca múltiple continúa estable y patrimonialmente fuerte.

Perspectivas

Es importante destacar que, si bien las condiciones en el ámbito internacional continúan desafiantes, la economía dominicana ha demostrado una notable resiliencia que le permitiría enfrentar con mayor fortaleza este escenario incierto. En ese sentido, se proyecta un crecimiento del PIB real para el año 2022 entre 5.5 %-6.0 %, ligeramente por encima del potencial, en un contexto de fuertes fundamentos y de estabilidad macroeconómica.

Adicionalmente, en vista de las presiones inflacionarias de origen externo que han estado incidiendo en el nivel de precios domésticos, se proyecta que la inflación converja gradualmente al rango meta de 4 % ± 1 % en el horizonte de política monetaria, en un escenario de política monetaria activa. Por otro lado, se prevé un déficit de cuenta corriente entre 2.5 % – 2.8 % del PIB en 2022 que sería cubierto con la Inversión Extranjera Directa que podría alcanzar los US$3,200.0 millones en el presente año.

Finalmente, un aspecto a resaltar es que inversionistas, calificadoras de riesgo y organismos internacionales, continúan evaluando al país con perspectivas notoriamente favorables, destacando el clima de estabilidad política propicio para la inversión. Diversos bancos y analistas de inversión, tales como Bank of America (BofA), JP Morgan, PIMCO, Oppenheimer y recientemente Morgan Stanley, han distinguido la economía dominicana y su importante recuperación post-pandemia, manifestando un continuo apetito de los inversionistas por mantenerse apostando a la trayectoria de largo plazo de la economía dominicana.

Dejar respuesta