Impulsando el diálogo energético en México, Centroamérica y el Caribe

0
55

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) realizó su primer Dialogo Regional de Política de 2024 reuniendo a representantes clave del ecosistema energético de América Central y México, incluidos ministros de Energía, reguladores, empresas eléctricas, centros regionales relevantes, agencias de desarrollo y sector privado. En el encuentro se conversaron acciones para implementar los procesos de transición energética de manera justa e inclusiva, promoviendo el acceso universal y energía asequible, y cómo desarrollar una matriz más resiliente frente a los retos climáticos enfrentados por esa parte de la región. Así mismo se conversó sobre acciones que se podrían implementar aprovechando los avances de la integración energética regional, y como la región puede avanzar hacia la descarbonización de otros sectores de la economía.

Principales conclusiones del diálogo

Durante este Diálogo Ministerial se realizaron cinco sesiones cuyas principales conclusiones se destacan a continuación:

  1. La región tiene una matriz eléctrica renovable. No obstante, existen riesgos climáticos, y es necesario diversificarla con energía eólica, solar y geotérmica, continuar fortaleciendo las redes de transmisión, e incrementando la resiliencia.
  1. Es clave avanzar en la descarbonización de sectores como el transporte y la industria, a fin de avanzar en la transición energética, y apoyar los países en llegar a sus metas de cero emisiones y compromisos climáticos bajo el Acuerdo de Paris.
  1. Los países deben continuar con sus esfuerzos en acceso universal, la electrificación de la última milla, y la cocción eficiente. Los procesos de transición energética deben ser justos, sin dejar a nadie atrás.
  1. Las oportunidades que brindan las energías renovables como cadena de valor al emplear más mujeres impacta directamente en la diversificación de la fuerza laboral del sector y la inclusión de múltiples perspectivas que permitan abordar la transición energética como un proceso verdaderamente inclusivo y con impacto sostenible.
  1. La importancia de mejorar y aumentar los intercambios de energía dentro del mercado regional del MER, a través de SIEPAC, es una prioridad para los países de América Central para su seguridad energética y así aprovechar los beneficios que trae dicho mercado. Se debe avanzar en el fortalecimiento de las redes nacionales, el fortalecimiento de la gobernanza, y la evaluación de potencial conexiones extrarregionales.
  1. La necesidad de poner al usuario en el centro de todos los planes, iniciativas y beneficios de la transición energética. Los avances tecnológicos han transformado a los usuarios en actores más involucrados tanto de los sistemas como del suministro energético, realzando su importancia la hora de definir políticas públicas y marcos regulatorios.
  1. La eficiencia energética es un tema pendiente en la región. Al mismo tiempo, existe potencial para explorar acciones conjuntas que permitan a los países viabilizar iniciativas de este tipo a través de la colaboración con sector privado.

El BID continuará apoyando estas iniciativas como parte de su misión de mejorar vidas, actuando como un facilitador de diálogo y promotor de metas regionales para alcanzar una transición justa, segura y baja en carbono.

Dejar respuesta