Luis Santana, ingeniero civil que triunfa en proyectos mineros nacionales e internacionales

0
28

SANTO DOMINGO – Luis Santana recorría las instalaciones del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) con el rostro cargado de nostalgia. Luego de 28 años de haber egresado del campus con su título de ingeniero civil, este profesional recorrió millas por el mundo y ejerció con pasión y disciplina la profesión con la que había soñado desde antes de ingresar al INTEC.

Al salir de la universidad, Luis Santana se enfrentó a grandes retos profesionales que lo llevaron a desplazarse desde su país de origen, República Dominicana, a diferentes proyectos en el área de construcción de minas en países como Chile, Argentina, Australia y próximamente la República de Ghana.

Inició trabajando en la construcción de la autopista Duarte como ingeniero del Ministerio de Obras Públicas y desde entonces ha participado en las áreas de ingeniería y mantenimiento, en apoyo a las operaciones de las minas y de plantas de operación de diferentes proyectos mineros; así como también estuvo a cargo de la construcción de la presa y del departamento de proyectos de Barrick Pueblo Viejo en 2012 y 2013.

“Me siento muy contento, y noto que la universidad está muy cambiada”, afirmó.el estudiante que dedicaba largas horas al  estudio de lunes a domingo por lo que denominó a la biblioteca como su segunda casa. Reveló que en algún momento estuvo al tirar la toalla, sentado frente los laboratorios del edificio Fernando Defilló (FD)mientras miraba expectante todos los avances de lo que una vez fue su hogar académico.

Se fue de casa hace 28 años, pero regresó cargado de experiencias y deseos de contribuir a las nuevas generaciones de estudiantes que, al igual que él, buscan escalar en el ámbito profesional.

“ Nueva infraestructura, equipos más modernos… Pero veo el mismo espíritu de INTEC, el mismo espíritu de iniciativa, de trabajo, de alegría en el campus y me siento sumamente a gusto”.

De Azua al INTEC

Santana vino desde su pueblo natal, Azua, e inició en la carrera de ingeniería civil en 1992,atraído por la fortaleza del INTEC en el área de ingenierías. Desde sus inicios, sintió una fuerte afición por el área de construcción y minerías. Fue cuando comenzó a cursar las asignaturas del ciclo profesional que confirmó su vocación.

“Disfruto ver el fruto del trabajo y de lo que uno puede lograr cuando uno pone el esfuerzo y logra poner a un grupo de personas a trabajar juntos por un propósito en común”, dijo.

Santana también comentó el origen de sus deseos de estudiar en INTEC. “Lo que se hablaba en ese momento en mi época era que los profesionales que salían del INTEC egresaban con un mercado asegurado, que teníamos las puertas abiertas en diferentes organizaciones a las que fuéramos a buscar trabajo y que íbamos con las herramientas necesarias para poder salir con éxito ante cualquier tarea que se nos presentara”, esas fueron sus motivaciones, las cuales confirmó luego de egresar y al mes siguiente encontrarse trabajando en su área.  

Sin embargo, estudiar en el INTEC fue un reto a superar, del cual salió ganador al graduarse en el 1994 y convertirse en el primer ingeniero de su familia. “Gracias a Dios no me he detenido desde ese momento”. 

Santana también culminó un posgrado en Administración de la Construcción en su alma máter, lo cual le permitió ver el contraste de estudiar en ambos niveles. “El aula está llena de profesionales que ya tienen experiencia no solamente en el aula, sino en el área profesional y pueden sostener y hacer compromisos de manera profesional con los profesores y la organización”, puntualizó.

Un mundo laboral lleno de posibilidades

Luego de trabajar como ingeniero de Obras Públicas en la construcción de la autopista Duarte, se abrió un mundo de posibilidades profesionales para Luis. Fruto de la interacción de la incorporación de la escoria de níquel, subproducto o un desecho de las operaciones mineras de Falconbridge Dominicana, en la minería de construcción de esa autopista, se dio su primer contacto con la actividad minera.

“Al terminar la construcción en el 1996, logré una entrevista en Falconbridge y afortunadamente pude ingresar, no en el área de mina como era mi aspiración en ese momento, sino que ingresé al área de ingeniería en servicio técnico”, especificó, para luego continuar escalando a posiciones dentro de la empresa.

Se incorporó al área de proyectos y tuvo la oportunidad de pasar a proyectos de expansión de la empresa. Fruto de esta experiencia consiguió la oportunidad de ser trasladado desde la empresa a una fundición de cobre subsidiaria en Chile que se estaba expandiendo, como superintendente de construcción de proyectos.

Luego pasó desde estar en un proyecto minero de cielo abierto en el desierto de Atacama, en la cordillera de los Andes en 2010, a otra empresa en Australia que administraba una mina subterránea de uranio. “Tuvimos la oportunidad de formar y establecer el departamento de ingeniería y de proyectos en esa empresa”, contó.

Tras culminar una maestría de Gestión de Proyectos en la Universidad Católica de Chile, se le presentó una oportunidad de regresar a República Dominicana a cargo de la construcción de la presa de colas y del departamento de Proyectos de Barrick, Pueblo Viejo, en el año 2012, en la cual estuvo colaborando en 2012 y 2013.

Luego pasó al área de operaciones de minas en el 2014.  “Un reto impresionante, pero teníamos un equipo de profesionales dominicanos la mayoría con excelente capacidad, muchos egresados del INTEC, ingenieros civiles que desde el año 2010 al 2012 habían sido formados por los expatriados que estaban en Barrick como ingenieros de biotecnia, en el área de planificación de minas, operación de minas…”.

Continuó siendo promovido hasta ser asignado en un proyecto de la empresa en una mina de Argentina en el período 2018-2019. “Está en la cordillera de Los Andes del lado argentino, a casi 5,000 metros de altura. Mucho frío, mucha nieve, poco oxígeno, muchos desafíos”.

Sin embargo, la cataloga como una de las experiencias más interesantes en su vida profesional a cargo de una operación completa. “Actualmente estoy en una empresa, un proyecto greenfield para la construcción de una mina de oro nueva en la República de Ghana, al Oeste de África, en la parte norte del país”, celebró.

Luis Santana celebra el 50 aniversario del INTEC

Luego de recorrer las instalaciones del INTEC junto a la Unidad de Egresados y el equipo de Comunicación Institucional de la universidad, el ingeniero también se unió a la fiesta del 50 aniversario de su alma mater. Santana dirigió unas palabras a su antiguo hogar.

Dejar respuesta