Cómo NDC INVEST impulsa la acción climática en América Latina y el Caribe

0
40

El cambio climático es uno de los principales desafíos sistémicos y complejos a los que se enfrenta la comunidad global en este siglo. Aunque los países están aumentando sus ambiciones climáticas y un mayor impulso de la acción climática es visible recientemente, el mundo todavía se encuentra en un camino catastrófico hacia un calentamiento global de 2,7 grados. Las consecuencias ya son evidentes hoy, pero los escenarios predicen que los impactos del cambio climático serán aún peores en las próximas décadas.

En las próximas décadas tendremos más sequías y olas de calor, aumento del nivel del mar y eventos climáticos, como huracanes, más intensos y frecuentes. Se prevé que más de 200 millones de personas se verán obligadas a migrar dentro de sus propios países para 2050, por lo que las sociedades deberán adaptarse a los cambios e impactos relacionados con la crisis climática.

Actuar sobre el cambio climático requiere iniciativas audaces
Sin embargo, aún podemos cambiar de dirección hacia un futuro verde y sostenible a través de una cooperación eficiente y proyectos climáticos bien implementados, basados en estrategias, políticas y financiamiento sólidos. En América Latina y el Caribe (ALC), el Grupo BID y NDC INVEST están trabajando constantemente para habilitar las condiciones necesarias para impulsar una acción climática en la transición de las regiones hacia un futuro neto cero.

La transición hacia un futuro verde, inclusivo y resiliente trae beneficios económicos y sociales. Esta crea nuevos sectores económicos, empleo y crecimiento y apoya la innovación y el pensamiento empresarial. Los países pueden modernizar sus sectores energéticos mediante la instalación de generación de energía renovable y disminuir la dependencia del importe de energía fósil. Las personas podrán disfrutar de un aire más limpio, mejores sistemas de transporte y beneficiarse de costos más bajos debido a viviendas energéticamente eficientes.

Dadas las circunstancias actuales, es crucial crear una situación beneficial para los países de la región de ALC combinando el alivio pandémico a corto plazo con la acción climática a largo plazo. Esto se traduce en una fuerte demanda de financiación flexible en áreas de enfoque, como el sector de la salud, la prestación de servicios públicos, la generación de empleo y la digitalización. NDC INVEST reúne estas áreas prioritarias con oportunidades de mitigación y adaptación, lo que garantiza una transición justa hacia un futuro limpio.

Por ejemplo, para abordar los desafíos y aprovechar los beneficios de la transición, nuestra reciente publicación “Política fiscal y cambio climático” recomienda que los ministerios de finanzas de ALC consideren políticas fiscales para acelerar la transición a economías verdes. Esto incluye, por ejemplo, elevar los estándares en los sistemas de inversión nacionales para que toda la nueva infraestructura cumpla con los criterios de resiliencia y sea consistente con cero emisiones netas. Nuestras ideas se basan en los hallazgos de que la descarbonización de las economías de la región puede crear 15 millones de nuevos empleos netos para 2030 y cada dólar invertido en infraestructura y economías resilientes puede generar hasta cuatro dólares en beneficios económicos.

NDC INVEST es una plataforma transformacional para crear y alcanzar ambiciosos objetivos climáticos
A través del enfoque estructurado de NDC INVEST, facilitamos una transición hacia un desarrollo neto cero, resiliente y sostenible que mejora la calidad de vida y la prosperidad en ALC. En 2020, NDC INVEST apoyó 331 iniciativas en 25 países miembros del Grupo BID a través de BID, BID Invest y BID Lab. En comparación con 2019, el número de iniciativas aumentó un 25% en 2020, lo que confirma la alta demanda de soluciones proporcionadas por NDC INVEST.

Aproximadamente dos tercios de las iniciativas se implementan dentro del sector público, mientras que el tercio restante se enfoca en servicios de asesoría y promoción de la innovación en el sector privado. Desde una perspectiva geográfica, la mayoría de nuestras iniciativas (alrededor del 75%) son compromisos realizados en un país específico de la región de ALC. Las iniciativas restantes de NDC INVEST tienen un carácter regional, lo que refuerza la cooperación entre los países de la región y garantiza que se maximice el impacto regional de los conocimientos y la experiencia de NDC INVEST.

Como muestran estos números, la plataforma NDC INVEST se ha convertido en un punto de referencia con su trabajo transformador para la acción climática en la región.

Ejemplos de acción climática e inversión verde en América Latina y el Caribe

Es alentador que en 2020 muchos países de la región, desde Jamaica hasta Chile, ya estén conectando la acción climática con la recuperación sostenible. Además, desarrollos positivos como la fuerte caída en el costo de los proyectos de energía renovable o de los vehículos eléctricos aumentan la participación del sector privado y los ciudadanos en la adopción de tecnologías nuevas y limpias.

NDC INVEST está trabajando con partes interesadas públicas y privadas en la región para habilitar un entorno de políticas para inversiones climáticas e innovación acelerada. Algunos de nuestros casos de éxito de 2020 muestran nuestro apoyo:

En nuestra publicación “NDC INVEST: Apoyando las políticas y las finanzas climáticas transformacionales“, describimos nuestro esbozo para apoyar a los gobiernos en el diseño de Estrategias a largo plazo (LTS), Contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC) y planes de inversión. A través de nuestra investigación y experiencia respaldando países hemos desarrollado una caja de herramientas para un camino de desarrollo verde y sostenible junto con el sector público en ALC, NDC INVEST está implementando estas herramientas para mejorar sistemáticamente las estrategias y acciones climáticas.
Hemos estado apoyando a varios países de la región, por ejemplo, Chile, Costa Rica, Surinam y Barbados en el diseño de sus NDC actualizadas. De este modo, ayudamos a crear un vínculo entre las ambiciones a largo plazo que apuntan a la descarbonización y los objetivos a mediano plazo que apuntan a la mayor reducción posible de las emisiones de gases de efecto invernadero hasta entonces. Además, hemos contribuido a estimar las necesidades de inversión y financiamiento relacionadas con las NDC, minimizando posteriormente las barreras que enfrentan los países en el proceso de implementación.
Cambiar la narrativa de los costos a los beneficios agregados de las inversiones verdes es esencial para mostrar el potencial económico que la descarbonización trae a la región. Con nuestro apoyo, los gobiernos de Chile y Perú desarrollaron análisis de costo-beneficio basados en sus LTS. En Perú, los resultados muestran que la implementación de la LTS podría traer hasta US$140 mil millones en beneficios netos el 2050. Continuaremos este esfuerzo con otros países de la región para establecer aún más que la descarbonización no es solo una necesidad ambiental, sino también una necesidad económica para la región.
Con la COP26 en el horizonte, una acción climática ambiciosa es clave para alcanzar cero emisiones netas a mediados de siglo, adaptarse para proteger comunidades y hábitats y movilizar la financiación climática. Las iniciativas climáticas coordinadas a través de NDC INVEST, que apoyan tanto las estrategias a largo plazo para la descarbonización como la implementación concreta de proyectos de mitigación y adaptación en la región, conducen a maximizar los beneficios ambientales, reducir la exposición al riesgo climático y mejorar la competitividad. NDC INVEST sigue siendo la plataforma para una acción climática ambiciosa en la región.