La digitalización de la información permite a las pymes mejorar servicios

0
59

Ampliar la cartera de clientes e incrementar las ventas son las principales metas comerciales que tienen las pequeñas y medianas empresas (pymes). Sin embargo, lograr estos objetivos representa un reto y camino constante de innovación.

Apoyarse de la tecnología puede ser parte de la solución para las pymes, ya que les permite agilizar y diversificar sus modelos de negocio. Para Rafael Montero, ingeniero especializado en sistemas tecnológicos y director ejecutivo de Gurusoft, las herramientas digitales “permiten un mejor manejo de las operaciones del negocio, en aspectos que abarcan desde la logística, pasando por tareas operativas y llegando a impactar directamente en la rentabilidad”.

Los sistemas tecnológicos permiten la reducción de costos y la posibilidad de desarrollar servicios adaptados a las necesidades de sus clientes. Además, “da ventajas competitivas a una empresa para que puedan innovar y generar nuevos modelos de negocios”.

Estos beneficios han quedado evidenciados durante la pandemia del covid-19. Las compañías que habían dado el paso de digitalizar sus procesos y productos fueron las que mejor respondieron al período de cuarentena, manteniendo sus ventas y ampliando su mercado.

“Antes de la pandemia, muchas empresas no apostaban por lo tecnológico”, afirma Montero, al destacar que diversos establecimientos tuvieron que apoyarse del comercio electrónico para mantener sus operaciones, aprendiendo la lección de que “si no estaban con la tecnología podrían desaparecer”.

El director ejecutivo de Gurusoft asegura que es importante que las empresas incorporen aplicaciones digitales para superar y tener elementos diferenciadores de la competencia.

“Los negocios deben utilizar las tecnologías para automatizar y eficientar su cadena de servicios, de manera que el usuario final pueda tener acceso a productos de forma muchísimo más rápida y eficiente”, señala Claudia Chez Abreu, miembro del Comité de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) de la Cámara Americana de Comercio (AmchamDR).

Una de las opciones que tienen las pymes para iniciar su proceso de digitalización es la nube. De acuerdo con Evelin Guerra, gerente de Proyectos de Solvex Dominicana, estos sistemas de almacenamiento permiten recopilar informaciones vitales para las empresas y agilizar los pasos que deben dar para ejecutar sus actividades.

“Los pequeños negocios deben perder el miedo al uso de la nube, esencialmente para el resguardo de la información. No pueden seguir pensando en depender de un único equipo o computadora para manejar los datos de su negocio”, afirma Guerra. La nube permitiría previsualizar situaciones en la empresa y evitar contratiempos.

Automatización
Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) “son un gran habilitador para mejorar la experiencia de todos los stakeholders de una empresa” y una opción al momento recopilar información para la toma de decisiones.

Así lo describe Vivian Peña Izquierdo, gerente Administrativa de Squire Patton Boggs-Peña Prieto Gamundi, quien asegura que en la actualidad “no se compite únicamente a nivel local, sino que realmente el mercado es el mundo”, lo que obliga a las empresas a tener procesos ágiles y eficaces.

A pesar de las ventajas que representa la digitalización para las empresas, existe el miedo de que vaya a reducir los puestos de trabajo. De acuerdo con Montero, “lo único que reemplaza son los procesos manuales”.

De acuerdo con Chez Abreu, antes de iniciar una transformación empresarial es necesario identificar los procedimientos que se necesitan corregir. Asimismo, se deben establecer indicadores para medir el éxito de la iniciativa.

Apoyar a los colaboradores con estas soluciones sirve para ahorrar tiempo, el cual puede ser invertido en la generación de ideas y puesta en marcha de productos innovadores que hagan a la empresa más competitiva.

Ahorro
Mantener y aumentar los ingresos de un negocio es vital para su desarrollo. Por tal razón, incluir herramientas que digitalicen procedimientos es esencial para disminuir los costos.

Una de las opciones es la facturación electrónica, donde el cliente, a través de un sistema, puede hacer todo el proceso sin la necesidad de enviar a un mensajero, evitando los gastos de traslado y el uso de papel.

“Hemos reemplazado este proceso manual por un proceso automático, en donde la persona de facturación sigue estando”, argumenta Montero.