Se multiplica por diez mientras innova con motores eléctricos y criptomoneda

0
137

Soriano Motori, en tan solo un año, ha pasado de valer 10 millones de dólares a multiplicar por diez su valor, hasta los 100 millones de dólares, gracias a apuestas por patentes como el motor Soriano Dúo-Flex o el ser la primera empresa del sector en aceptar las criptomonedas como moneda de pago.

“Gracias a divisas digitales como el Bitcoin podemos realizar transacciones internacionales sin comisiones o sin atender a las fluctuaciones del tipo de cambio, entre otras” afirman desde la compañía.

Esta marca global de vehículos eléctricos es capaz de fabricar 10.000 unidades al año en su fábrica de Lecco, a orillas del lago Como en Italia. Sin embargo, su apuesta por una gran inversión en I+D+I no deja de lado sus tres principales valores: elegancia, tradición e innovación. 

Buena muestra de esto es el prototipo de la moto Giaguario V1-Gara, actualmente en homologación, que junto a la V1-S y V1-R forman parte de la primera edición exclusiva de tan solo 100 unidades, de las que la mitad ya están vendidas o la mencionada patente de motores Dúo-Flex que lleva las sensaciones de una moto tradicional a la conducción de una eléctrica y que son capaces de alcanzar los 220 km/h.

Diversificando la exclusividad: los clubes que están por llegar

Y, en términos de exclusividad y elegancia, también se encuentra una apuesta por la apertura de tres clubes en Nueva York, Miami y Long Beach este 2021. 

El primero será en el exclusivo barrio de Chelsea de Manhattan, rodeado de las mejores galerías de arte, hoteles y restaurantes de la ciudad. Un edificio de 14.000 m2 distribuidos en dos plantas que contará con un rooftop desde donde observar el skyline neoyorkino, un bar/restaurante de influencia europea, una zona coworking y un café/lounge. La fecha prevista de inauguración será en diciembre de 2021. 

“Será el primero, pero no el último porque la intención es llevar a Europa también en el medio plazo este concepto de club privado” comenta Marco Antonio Soriano, fundador del grupo.

Tampoco faltará un espacio para albergar parte de las piezas de colección de la marca. En el museo podrán encontrarse modelos como el reconocido Panhard M-18, cuyo primer dueño fue Ricardo Soriano y Scholtz von Hermensdorff, Marqués de Ivanrey y abuelo del empresario estadounidense.

A finales de año estrenarán en Japón la colección de moda que está ultimando sus detalles.

En lo que a vehículos se refiere, se están desarrollando una línea de scooters y una preproducción de un coche eléctrico.