[:es]Petróleo de Texas baja un 1.98% y cierra en US$47.02, por nueva cepa[:]

0
100

[:es]El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este martes con una bajada del 1.98%, hasta 47.02 dólares el barril, por el temor a que la nueva cepa del coronavirus detectada en el Reino Unido influya en el consumo de combustible.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en enero perdieron 95 centavos con respecto al cierre de la jornada anterior.

El crudo de referencia en Estados Unidos ha vuelto a verse afectado por la detección de la nueva cepa de la covid-19, que parece tener una capacidad de transmisión un 70% mayor y cuya aparición ha llevado a numerosos países a vetar los vuelos procedentes del Reino Unido para tratar de impedir los contagios con la nueva variante.

El movimiento, unido a las restricciones que se han impuesto recientemente en muchas zonas del mundo para contener la pandemia, tiene un impacto directo en la demanda de combustible para el transporte aéreo y por carretera y está tirando a la baja de los precios, apuntó en una nota la analista Louise Dickson, de la firma Rystad Energy.

Según Dickson, aunque la nueva variante del virus es la que ha desencadenado la caída del precio del crudo, las bajadas responden también a que el mercado ve mucha incertidumbre por delante pese a las fuertes subidas del petróleo que se han registrado recientemente con el inicio de las vacunaciones.

Por su parte, el experto Norbert Rücker, de la firma Julius Baer, sostuvo que “la nueva variante del virus y las nuevas restricciones han vuelto a aumentar la ansiedad” de los inversores.

“El camino de regreso a la normalidad tiene sus baches y este parece ser el último de ellos”, dijo Rücker, citado por el periódico The Wall Street Journal.

Para muchos analistas, la corrección que se está produciendo era inevitable después de que el crudo de referencia en Estados Unidos alcanzase la semana pasada sus niveles más altos desde febrero.

Las caídas, aunque claras, se están viendo mitigadas por la aprobación en EE.UU. de un nuevo paquete de estímulo por valor de 900,000 millones de dólares, al que dieron luz verde en la noche del lunes las dos cámaras del Legislativo.

Los nuevos beneficios llegan meses después de que expirasen los anteriores, incluidos en el rescate de 2.2 billones de dólares -el mayor de la historia de Estados Unidos- aprobado en marzo, cuando empezaba la pandemia.

Por otra parte, los contratos de gasolina con vencimiento en enero bajaron dos centavos, hasta 1.33 dólares el galón, y los de gas natural para entrega el mismo mes sumaron siete centavos hasta 2.78 dólares por cada mil pies cúbicos.[:]