Destaca AIRD resultados positivos Régimen Competitividad e Innovación Industrial

0
76

Durante 15 años, las industrias acogidas al modelo de incentivo han generado divisas por US$9,232 millones, para una media por año de US$543 millones, pero también han impulsado un aumento en el número de empleos, del salario real y una mayor contribución al fisco, desarrollando más en el tejido productivo a las pequeñas y medianas empresas.

Santo Domingo, República Dominicana. – El Régimen de Competitividad e Innovación Industrial (RCII), establecido por la Ley 392-07 en diciembre de 2007, y modificado en 2014 y 20220, ha marcado una era de crecimiento y transformación para la industria dominicana, según un estudio encargado por la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) con el apoyo del Ministerio de Industria y Comercio y Mipymes (MICM).

En sus 15 años de implementación, este marco legislativo ha generado cambios significativos en el sector industrial, elevando los estándares de empleo, salario, exportaciones y contribución fiscal, así como proporcionando un impulso notable a las pequeñas y medianas empresas.

El presidente de la AIRD, Julio Virgilio Brache, destacó, en un acto de presentación del estudio, realizado por Magín J. Díaz y Edgard Morales, expertos en macroeconomía y fiscalidad de la consultora Ecomod, el incremento en el número de empleados en las industrias acogidas al RCII, con un promedio de 163 empleados por empresa en 2022, en comparación con154 en 2008.

Entre 2008 y 2022 las industrias acogidas al RCII han exportado más de 900 productos distintos y el 60% de estas exportaciones corresponde a 16 rubros que han generado divisas por US$9,232 millones, para una media por año de US$543 millones, destacó el ministro Víctor -Ito- Bisonó al citar datos relevantes del análisis técnico.

El estudio encontró un aumento significativo en el salario promedio mensual, pasando de RD$13,237 en 2008 a RD$28,724 en 2022. Este incremento salarial, que supera la tasa de inflación acumulada durante este período, refleja una evolución real del salario del 18%, evidenciando mejoras tangibles en las condiciones de vida de los trabajadores del sector.

En cuanto a la participación en el mercado global, las empresas bajo el RCII han elevado su aporte a las exportaciones nacionales hasta representar el 47% del total en 2022, frente al 31% en 2008. Este incremento anual en las exportaciones destaca la creciente importancia de estas industrias en la economía mundial.

El estudio también revela un aumento en la contribución fiscal de las industrias acogidas al régimen, evidenciado tanto en impuestos internos como en aduanas. Este crecimiento refleja un mayor volumen de transacciones comerciales y una rentabilidad en aumento, subrayando el impacto positivo de los incentivos tributarios del RCII en el desarrollo económico del sector.

En promedio, las industrias del RCII pagan al año RD$103,943 millones en impuestos internos y RD$32,500 millones en impuestos pagados en aduanas, para un promedio total al año de RD$136,444 millones. En el 2008 los impuestos que repercuten en las industrias representaban el 13% del total pagado y para el 2022 este porcentaje aumentó a 17%

“Los beneficios tributarios a la inversión han permitido a las industrias adquirir activos fijos que aumenten su productividad. En 2008 el beneficio neto de estas industrias era inferior a las inversiones que realizaron, para los períodos fiscales siguientes esta relación no solo cambió, sino que el beneficio neto terminó siendo 3.5 veces mayor”, resalta el estudio. 

Apoyo notable a las Pymes

De manera significativa, el RCII ha brindado un apoyo crucial a las PYMES, que representan en promedio el 57% de las empresas beneficiadas en estos 15 años. Este soporte ha sido esencial para el desarrollo y fortalecimiento del tejido empresarial de la nación.

“Este régimen de incentivos no debe limitarse en el tiempo, constituyéndose en un mecanismo permanente para innovar, para atraer nuevas inversiones, para potencializar el trabajo formal y de mayor valor agregado, que permite incrementar el valor de nuestras exportaciones”, destacó Brache.

“La adaptabilidad y pertinencia de nuestras leyes deben ser revisadas para garantizar que estén alineadas con los desafíos y oportunidades actuales”, indicó el ministro Bisonó, agregando que “estos logros reafirman el compromiso de la AIRD y el Ministerio de Industria y Comercio y Mipymes hacia un futuro industrial próspero y sostenible para la República Dominicana”, sostuvo Bisonó.

La actividad también contó con un panel en el que participaron el viceministro de Desarrollo Industrial del MICM, Fantino Polanco y los consultores Díaz y Morales, moderado por Mario Pujols, vicepresidente ejecutivo de la AIRD.

El RCII fue implementado en un contexto de liberalización comercial y apertura económica en la República Dominicana, buscando estimular la competitividad y la innovación de los productos nacionales. Este enfoque ha permitido una mayor diversificación y fortalecimiento de las cadenas de valor, facilitando la inserción de la industria local en los mercados internacionales.

Dejar respuesta