Productos mineros que construirán las infraestructuras del futuro

0
60

En la búsqueda de un futuro sostenible y tecnológicamente avanzado, las infraestructuras son la base. Estas infraestructuras del futuro no solo requerirán un diseño innovador y eficiente, sino también una amplia gama de materiales para su construcción y funcionamiento.

Es aquí donde la minería entra en juego: la extracción de minerales y rocas se vuelve esencial para suministrar los recursos necesarios para seguir avanzando para cubrir las necesidades que la sociedad demanda.

La minería siempre ha proporcionado los materiales necesarios largo de la historia para producir utensilios, viviendas, puentes, maquinaria y un largo etcétera. De dónde tomamos los recursos no ha cambiado, es la manera en que lo hacemos: ahora la extracción se lleva a cabo de una manera más sostenible y eficiente, minimizando el impacto en el medio y tratando de aprovechar al máximo el material extraído.

¿Dónde encontraremos los recursos minerales en el futuro?

Infraestructuras para la movilidad sostenible

El transporte juega un papel fundamental en la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y está presente en varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Fomentar ciudades más amigables con los peatones, la convivencia entre diversos medios de transporte y favorecer zonas de bajas emisiones son algunos de los objetivos a alcanzar.

La construcción de infraestructuras de transporte modernas requiere una amplia gama de materiales mineros. Desde carreteras y puentes, hasta medios de transporte y tecnologías inteligentes, estos recursos son esenciales para su desarrollo.

  • Zonas de bajas emisiones: en muchas ciudades se han implantado ya estas áreas con acceso restringido a vehículos motorizados y donde los ciudadanos tienen prioridad, con nuevos espacios creados especialmente para ellos. Las aceras y los carriles para bicicletas se construyen con áridos, arcilla, sílice y piedra natural como el granito. Además, para que el coche eléctrico tenga futuro será necesario un gran desarrollo de los puntos de recarga, cuya estructura ha de ser resistente, con materiales como el acero galvanizado o el aluminio; en su interior, se encuentran múltiples componentes electrónicos cuyos materiales principales son metales como el aluminio, el estaño, el cobre y, en menor medida, el oro.
  • Foco en la alta velocidad: el ferrocarril es uno de los transportes más seguros y limpios, por eso, la construcción de nuevos tramos de alta velocidad, así como el mantenimiento de los existentes ha copado gran parte del gasto público en los últimos años. Para el desarrollo de estas infraestructuras son necesarios una gran cantidad de minerales, el hierro y los áridos son necesarios para construir las vías, los trenes se fabrican con una extensa lista de metales, entre ellos, molibdeno, manganeso y aluminio; mientras que para fabricar las catenarias – los cables aéreos que transmiten la energía eléctrica es fundamental el cobre.

Los minerales de las ciudades del futuro

Ya hace años que la Organización de las Naciones Unidas anunciaba que en 2050 el 70% de la población mundial viviría en las ciudades. El consumo de estos núcleos urbanos podrá llegar hasta el 75% de la energía mundial y, como consecuencia, a emitir casi un 90% de CO2.

Para reducir las emisiones de carbono en las ciudades es fundamental aportar la red eléctrica de energía proveniente de fuentes renovables. Los paneles solares, las turbinas eólicas, así como las estructuras para el desarrollo de la energía geotérmica también están fabricados tienen como base las materias primas minerales.

Sin embargo, no basta con reducir, también hay que optimizar, los nuevos edificios cada vez requieren menos energía para mantener el confort térmico en su interior. Y esto se consigue nuevamente con los sistemas de construcción desarrollados y con las materias primas que constituyen las cubiertas y los muros y tabiques de las construcciones: yeso, arcilla y piedra natural aportan la resistencia y el aislamiento necesarios para aumentar la eficiencia energética de las viviendas, algo que repercute positivamente en el medioambiente y en la factura de la luz.

También los minerales metálicos, como el acero y el cobre, son utilizados en la estructura de los edificios y en la producción de acero para vigas y otros elementos estructurales.

Tecnología e innovación para infraestructuras

En la era de la transformación digital, la minería desempeña un papel crucial en la fabricación de tecnologías emergentes necesarias para las infraestructuras del futuro. El desarrollo de estas tecnologías va de la mano de la conectividad, la seguridad y la funcionalidad de las ciudades.

La extracción sostenible de minerales como el cobalto, el litio y el vanadio es esencial para la producción de baterías de alto rendimiento utilizadas en vehículos eléctricos y sistemas de almacenamiento de energía necesarios.

Además, otros minerales como el cobre y el silicio son vitales en la fabricación de dispositivos electrónicos y componentes de infraestructuras inteligentes, como sensores, sistemas de comunicación y sistemas de gestión de datos.

Queda claro que la sociedad solo puede progresar si las infraestructuras generan el contexto adecuado para ello. El gasto en obra civil es un indicativo de bienestar social y en estos momentos más que nunca, esto es compatible con el cuidado del medioambiente: minería sostenible para construir ciudades sostenibles.

Dejar respuesta