Explotación de minerales estratégicos aproximaría a la pequeña minería hacia su sostenibilidad

0
156

La evaluación del Ingemmet se llevó a cabo en la región Puno, Peru, siendo seleccionados los siguientes ocho sectores: Santa Lucía, Mañazo, La Rinconada, Cecomip, Limata, Cuchilla, Purumpata y Ollachea.

Mediante la asistencia técnica a los Pequeños Productores Mineros (PPM) y Productores Mineros Artesanales (PMA), se identificó la presencia de minerales estratégicos y tierras raras en los relaves de los procesos de recuperación, los que podrían ser recuperados de optimizarse los procesos.

Así lo señala el Boletín Geológico N° 16 E “Actividad minera artesanal en la región Puno”, realizado por el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet).

La evaluación se llevó a cabo en la región Puno, siendo seleccionados los siguientes ocho sectores: Santa Lucía, Mañazo, La Rinconada, Cecomip, Limata, Cuchilla, Purumpata y Ollachea.

La evaluación técnica sobre esta actividad minera evidenció que los procesos de producción de la minera artesanal y la falta de conocimientos del contenido de los recursos geológicos existentes en la zona, propician grandes pérdidas de recursos, como minerales estratégicos y tierras raras, siendo necesario innovar y adoptar tecnologías que optimicen los procesos de recuperación, de manera que pueda rescatarse la mayor cantidad de minerales durante su proceso y aproximarse al modelo de economía circular.

Además, estos excedentes podrían ser empleados para trabajos de mitigación en impactos ambientales, promoviendo el desarrollo sostenible.

Asimismo, el desarrollo y optimización de procesos de estas operaciones mineras depende del grado de organización al interior de las agrupaciones de los productores mineros artesanales, por lo cual es importante fortalecer la capacidad organizativa de este sector.

Desde el punto de vista metalogenético, el estudio determinó que las zonas más importantes de mineralización de la región son: franja metalogenética XIX, que corresponde a depósitos de estaño, cobre y wolframio, relacionado con intrusivos del Oligoceno-Mioceno y epitermales de plata, plomo y zinc; franja metalogenética I, de depósitos de oro en rocas metasedimentarias del Ordovícico y Silúrico Devónico, cuyas rocas hospedantes son las pizarras y esquistos del Paleozoico inferior; y franja metalogenética IIIa, de depósitos de la asociación uranio-wolframio-estaño-molibdeno y la asociación de oro-cobre-plomo-zinc, que están relacionados con los intrusivos y pórfidos skarn de cobre-plata del pérmico triásico.

También puede considerarse a la Cordillera Oriental como una de las zonas de importancia con mineralización en rocas pizarrosas y areniscas de la Formación Ananea, en vetas de cuarzo y venillas de oro; así como la faja aurífera oriental, provincia de Sandia, donde la mayor parte de los yacimientos son de tipo placeres aluviales y otros son filonianos.

Finalmente, los trabajos de asistencia técnica del Ingemmet brindan conocimientos generales a los pequeños productores mineros artesanales en materia de prospección minera y geológica, tipo de yacimiento y sus características, así como para el correcto tipo de muestreo, análisis químicos y minerales, uso de brújula, planos y mapas, diseño de sus labores, recomendaciones para recuperar la zona de mineralización, entre otros, que son de suma importancia para que puedan desarrollar y explotar eficazmente sus labores.

Dejar respuesta