El IICA capacita sobre biocombustibles en América Latina y el Caribe

0
185

SAN JOSE.- El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) informó este lunes que capacitó a técnicos de América Latina y el Caribe sobre biocombustibles para impulsar una matriz energética sustentable en la región.

El IICA, con el patrocinio del Consejo Estadounidense de Granos (USGC, en inglés) y el Consejo Estadounidense de Exportadores de Soya (USSEC, en inglés), brindó dos cursos para la construcción de políticas públicas con el objetivo de impulsar la transición del uso de combustibles fósiles hacia estos productos.

“Se busca que técnicos y políticos del sector público de los diferentes países cuenten con conocimientos y herramientas para formular y aplicar políticas públicas y marcos normativos sobre biocombustibles”, afirmó el gerente del Programa de Bioeconomía y Desarrollo Productivo del IICA, Hugo Chavarría.

En total participaron 132 funcionarios de ministerios de Medio Ambiente, Energía, Economía y Agricultura, así como de institutos de normas técnicas y reguladores de la región, además de trabajadores de empresas petroleras nacionales.

El primer curso titulado “Los Biocombustibles líquidos en el continente americano: Situación actual y posibilidades de desarrollo”, certificó a 47 especialistas de Honduras, Costa Rica, El Salvador y Guatemala en el potencial de los biocombustibles, su contexto regional, la generación de empleos y el desarrollo de los territorios rurales, entre otros aspectos.

Mientras que la segunda iniciativa fue un taller virtual llamado “Formación de capacidades en biocombustibles para formuladores de políticas públicas y reguladores”, mediante el cual se capacitó a 85 mandos gubernamentales y tomadores de decisión de interesados en analizar el potencial de los biocombustibles en las Américas.

Según los expertos del USGC, crear estas capacidades es fundamental para materializar los beneficios que los biocombustibles tienen para la región, sobre todo hacia la transición de una matriz energética diversificada en cada país.

Los panelistas hicieron hincapié en la necesidad de que América Latina y el Caribe transite hacia una matriz energética mucho más sustentable y que aproveche de manera racional la amplia cantidad de recursos biológicos de la región, cuyas naciones en su mayoría son importadores netos de hidrocarburos.

“Debemos seguir el ejemplo de países preocupados por el medio ambiente, la agricultura y la seguridad energética para asegurar un desarrollo sostenible en la industria de los biocombustibles”, dijo el gerente regional de aceites para USSEC, Leonardo Chapula.